Fb. In. Tw. Be.
Consejos de mantenimiento y limpieza de piscinas
4 Minutos de lectura

Limpieza y mantenimiento de una piscina

Para utilizar y disfrutar de tu piscina con la mayor frecuencia posible, es necesario realizar un mantenimiento regular de la misma, incluida su limpieza.

A continuación, conoce algunos métodos más habituales de cuidado y desinfección del agua de la piscina:

¿Qué necesitas para el mantenimiento de tu piscina?

El mantenimiento regular en las piscinas de fibra incluye la limpieza del agua y de la piscina, ajustar el pH y la protección contra la acumulación de cal.

Al utilizar una red puedes eliminar los residuos más vistosos del agua, los filtros especiales del agua de la piscina o un sistema de filtrado eliminan los sólidos finos en suspensión y los sedimentos.

La propia piscina y los componentes de la misma, como las escaleras y los asideros, se limpian con limpiadores que disuelven y evitan la acumulación de cal y combaten eficazmente las algas, las bacterias y la decoloración marrón. Además de los cepillos, esponjas y paños para fregar, son convenientes utilizarlo con una limpiadora de alta presión o un robot para piscinas.

Si compruebas regularmente el valor del pH de tu piscina y te aseguras de que los niveles de cloro son los correctos, podrás evitar la propagación de bacterias y algas en el agua. También son posibles alternativas sin cloro para el cuidado del agua.

A continuación, conocerás dos métodos populares para mantener una alta calidad del agua:

¿Qué necesitas para el mantenimiento de tu piscina?Valor del pH y regulación del pH en la piscina

Para que los productos de limpieza y cuidado funcionen de forma óptima y para evitar problemas de salud, el valor del pH de tu piscina debe mantenerse entre 7,0 y 7,4. Añadir cloro al agua (cloración) puede ayudar. De lo contrario, utiliza pH-Plus o pH-Minus para el tratamiento del agua; ambos productos sirven para regular el pH.

El valor del pH cambia, en particular, debido a la adición de productos de limpieza y cuidado, así como en función de la temperatura del agua y la entrada de contaminantes.

Por lo tanto, el valor del pH del agua debe comprobarse regularmente junto con el desinfectante utilizado.

¿Por qué es necesario ajustar el valor del pH en una piscina?

Si el valor del pH en la piscina es demasiado alto, los desinfectantes y los filtros no funcionan suficientemente. Además, se produce un aumento de los depósitos de calcio y de la acumulación de cal. Esto último se manifiesta en una nubosidad lechosa del agua.

Un valor de pH demasiado bajo del agua de la piscina también puede provocar una grave irritación de las mucosas y reducir la eficacia de los productos para el cuidado de la piscina. Además, aumenta la corrosión causada por el agua en el mortero y los componentes metálicos y la piscina huele mal.


Cómo cuidar la calidad del agua

Los factores más importantes en el cuidado de la piscina son el control y el mantenimiento de la calidad del agua.

Muchos propietarios de piscinas confían en el cloro para desinfectar el agua. El cloro para piscinas está disponible en varias formas: líquido, granulado o en tabletas y también están disponibles en formas de disolución rápida o lenta.

El nivel de cloro de la piscina debe estar entre 0,5 mg/l y 1,0 mg/l y debe comprobarse al menos una vez a la semana. Presta atención al valor del pH al clorar el agua. Mide el pH y el valor del cloro aproximadamente 12 horas después de cada cloración.

Consulta las instrucciones del fabricante para una correcta dosificación y control de todos los valores.

Ten en cuenta que un exceso de cloro en el agua puede provocar graves irritaciones en la piel y los ojos y aumentar la corrosión de las piezas metálicas de la piscina. Una cantidad insuficiente de cloro provoca una intensa proliferación de algas y bacterias.

Cómo cuidar la calidad del agua

Calidad del agua de la piscina

Una alternativa suave y respetuosa con la piel a la desinfección con cloro es el oxígeno activo para la piscina. Este método del oxígeno utiliza compuestos que dividen el oxígeno, como los persulfatos o el peróxido de hidrógeno, en el agua.

Al tratar tu piscina con oxígeno activo, debes seguir los valores del fabricante y comprobar regularmente el contenido del ingrediente activo en el agua. El oxígeno activo reacciona más sensiblemente a las temperaturas más altas del agua.

Ventajas del método de oxígeno

  • Es leve para los ojos, las mucosas, la piel y el cabello
  • Sin olor a cloro
  • Sin blanqueamiento de piezas de plástico

Te aconsejamos que, si se produce una contaminación, por ejemplo, por algas, se puede realizar un tratamiento de choque con cloro además de la desinfección con oxígeno activo. Sigue las instrucciones del fabricante para evitar la neutralización mutua de los productos.


¿Cómo identificar problemas del agua de la piscina?

Hay algunas señales de ciertos problemas de contaminación o de agua de la piscina que pueden identificarse y solucionarse fácilmente con el mantenimiento, la limpieza y los filtros.

Estos son los problemas más comunes del agua y del mantenimiento de la piscina:

Agua verde de la piscina

  • Posibles causas: El funcionamiento del filtro está deteriorado, el valor del pH no está ajustado correctamente o hay demasiados residuos orgánicos. El resultado: el crecimiento de las algas.
  • Contramedida: Lava a fondo el sistema de filtrado. Vuelve a ajustar el valor del pH a 7,0 a 7,4. Si es posible, realiza una cloración de choque. A continuación, aspira y limpia las algas muertas que hayan caído al fondo de la piscina con un cepillo de aspiración. A continuación, vuelve a purgar el sistema de filtrado y llena la piscina con agua limpia.

Agua de piscina turbia y lechosa

  • Posible causa: El valor del pH es probablemente demasiado alto, la cal se precipita en el agua o hay sólidos finos en suspensión.
  • Contramedida: Lava a fondo el sistema de filtrado. Ajusta el valor de pH a 7,0 a 7,4 con pH-Minus. A continuación, utiliza un coagulante y deja que el sistema de filtrado funciona durante 5-6 horas. Enjuaga el sistema varias veces, durante un período más largo. Cuando se utiliza un sistema de filtro de cartucho, es esencial sustituir el cartucho del filtro.

Agua marrón en la piscina

  • Posible causa: Hay depósitos de cobre o hierro en el agua de la piscina. Esto suele ocurrir cuando se utiliza agua de pozo.
  • Contramedida: Lava a fondo el sistema de filtrado. Si es necesario, ajusta el valor de pH a 7,0 a 7,4 con pH-Minus o -Plus. Además, añade un coagulante al agua de la piscina y lava el sistema de filtrado de forma intensiva. A continuación, añade hierro o Metal Ex a tu piscina según las instrucciones del fabricante.

Irritación de la piel y los ojos después de nadar

  • Posible causa: El valor del pH y/o el valor del cloro están mal ajustados.
  • Contramedida: Lava a fondo el sistema de filtrado. Ajusta el valor del pH entre 7,0 y 7,4 con pH-Minus o -Plus. Además, comprueba el valor del cloro. Si el valor es demasiado alto, llena la piscina con agua dulce o retira del agua el flotador dosificador con la pastilla de larga duración. Haz ambas cosas hasta que el valor del cloro vuelva a estar entre 0,5 mg/l y 1,0 mg/l.

¿Cómo elegir la piscina adecuada?

Puedes elegir el material de tu piscina: poliéster, madera o acero inoxidable.

  • Las piscinas de poliéster suelen ser la opción más barata.
  • Las piscinas de madera que se pueden instalar en el jardín quedan bien. Una piscina de este tipo consiste en un revestimiento de madera, detrás del cual hay paredes de chapa de acero o de material no tejido y lámina.
  • En términos de limpieza, las piscinas de poliéster y de madera son muy similares. Una opción muy atractiva y moderadamente más cara son las piscinas de acero inoxidable. La mayor ventaja de este material es que es muy duradero. Además, el acero inoxidable es muy higiénico y tiene poco desgaste.

¿Cómo elegir la piscina adecuada?


¿Con qué cubrir tu piscina?

Para evitar la contaminación del agua y facilitar el mantenimiento regular de la piscina, debes utilizar cubiertas adecuadas. Esto no sólo protege tu piscina de la suciedad, sino también de la evaporación y mantiene el agua caliente durante más tiempo. Para ello existen láminas de plástico con aislamiento térmico.

Una cubierta opaca para la piscina reduce el consumo de energía para la calefacción hasta un 50%, y una cubierta translúcida hasta un 70%, ya que el agua de la piscina también absorbe el calor del sol. Hay cubiertas y toldos a juego para muchos tamaños de piscinas.

La cubierta adecuada protege de la suciedad, ayuda a reducir la evaporación y mantiene la temperatura del agua durante más tiempo.

5/5 - (25 votos)

Revista Bienestar te ofrece con mucho ❤️ y dedicación, publicaciones gratuitas sobre consejos de vida saludable, mejora física y mental, cuidado de nuestro cuerpo y remedios y cuidados naturales. Orgullosos de miles de usuarios y visitas mensuales, trabajamos con ilusión por mejorar tu calidad de vida desde 1998.

Publica un comentario

once − dos =

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
You don't have permission to register