Fb. In. Tw. Be.

Un taller gastronómico une a Residencial Palau y Residencia Carpe Diem en una experiencia intercontinental

Visto 212 veces
/COMUNICAE/

Residencial Palau y la Residencia Carpe Diem, dos destacados centros de atención para personas mayores de España y Argentina respectivamente, han unido fuerzas en un emocionante proyecto que trasciende las fronteras y une a los residentes en una experiencia virtual única. El taller gastronómico virtual, parte del galardonado proyecto «Cocinando por el Mundo» de Residencial Palau, ha llevado a los usuarios de ambos centros a un emocionante viaje culinario y cultural

Dando continuidad al exitoso proyecto que obtuvo el premio de Nutrisenior a las buenas prácticas alimentarias en residencias y centros para personas mayores en 2020, Residencial Palau ha estado realizando actividades conjuntas con otras residencias españolas bajo el lema «Cocinando por el Mundo». La visión de internacionalizar este proyecto se ha hecho realidad a medida que se han reanudado las actividades después de la mejora de la situación sanitaria.

En un paso audaz hacia la internacionalización, Residencial Palau se puso en contacto con la Residencia Carpe Diem de Buenos Aires, perteneciente al Grupo Montalto. El resultado fue un emocionante intercambio de saberes tanto culinarios como culturales, donde los residentes argentinos aportaron la receta y los secretos que rodean a las genuinas empanadas argentinas, mientras que los residentes españoles contribuyeron con la receta de la coca de recapte.

Este innovador vínculo virtual ha dado lugar a una serie continua de actividades colaborativas. Expertos de Carpe Diem y Residencial Palau han estado liderando sesiones que abarcan desde concursos de preguntas y sesiones de musicoterapia, hasta clases de yoga, ejercicios de estimulación cognitiva y sesiones de dibujo. Más allá de las actividades en sí, los residentes de ambos centros han encontrado un espacio para compartir experiencias y crear conexiones significativas a pesar de la distancia física.

«Este proyecto nos ha brindado la oportunidad de unir a nuestros residentes de una manera única y emocionante», comenta José Luis Monserrat director de Residencial Palau. «La cocina es un puente cultural y emocional, y a través de esta colaboración, nuestros residentes han podido compartir una parte importante de su identidad mientras aprenden y se conectan con personas de diferentes continentes».

La respuesta favorable que ha generado esta iniciativa ha creado un ejemplo inspirador. Tanto Residencial Palau como Residencia Carpe Diem esperan continuar fortaleciendo este proyecto intercontinental y buscando nuevas oportunidades para colaborar con centros de atención para personas mayores en otros países. Esta iniciativa ejemplifica cómo la tecnología y la creatividad pueden superar las barreras geográficas y culturales, fomentando la inclusión y el enriquecimiento mutuo.

Fuente Comunicae

Valora este artículo. Gracias! 🙂

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
You don't have permission to register