Fb. In. Tw. Be.

El 79% de las familias españolas elige la disciplina positiva para educar a sus hijos, según un estudio de Novakid

Visto 237 veces
/COMUNICAE/

Novakid, una plataforma de aprendizaje de inglés en línea para niños, ha realizado un estudio sobre las actitudes de 500 familias españolas en relación a la disciplina infantil. Los hallazgos revelan que solo el 6% de los padres recurren al castigo, mientras que un 79% prefiere métodos positivos, como conversar y explicar las consecuencias de las acciones a sus hijos. La psicóloga infantil Dorota Czarnecka explica estos resultados

Novakid, una plataforma de aprendizaje de inglés para niños, ha analizado las actitudes de 500 familias españolas con respecto a su opinión sobre el uso de premios y castigos como medida disciplinaria. Los resultados muestran que el castigo no suele ser la opción utilizada por los españoles: solo el 6% de los progenitores aplican este método, mientras que el 79% de los encuestados prefiere los métodos disciplinarios positivos, como hablar y explicar las consecuencias a sus hijos. Los resultados del estudio son explicados por una psicóloga infantil, Dorota Czarnecka.

Las familias españolas parecen ser unas de las más implicadas en la educación de sus hijos en Europa. «Una implicación que nos sitúa a la cabeza de los 42 países encuestados» en los que el agotamiento de los progenitores por lidiar con cuestiones de la crianza es mayor, después de Polonia y Bélgica.

Sin embargo, tal y como indica el estudio mundial realizado a principios de noviembre de 2023 por Novakid en el que se encuestó a 5.000 padres de niños de entre 4 y 12 años de 12 países, los españoles están satisfechos con su forma de educar a sus hijos y, gracias a su alta concienciación, destacan positivamente en comparación con otros países en lo que respecta a la educación de los más pequeños.

«¿Tu hijo no te hace caso? Adáptate a su capacidad cognitiva»
Los padres y madres españoles admiten que sus hijos no siempre les hacen caso o les escuchan. Para el 62% de los encuestados, esta situación solo se da a veces, mientras que para casi el 28% de los padres es algo frecuente.

El cerebro de un niño necesita tiempo para desarrollarse y adquirir habilidades comunicativas, como la escucha activa y la concentración. Sin embargo, los padres pueden ayudar a su hijo a adquirir estas habilidades más rápidamente enfocando la situación con un método sencillo y directo que se ajuste a la capacidad cognitiva del niño. Por ejemplo, en lugar de generalizaciones como «Compórtate», es mejor definir claramente las expectativas y decir: «Tengo que hacer una llamada importante y necesito que estés en silencio. Por favor, no hagas ruido». Curiosamente, la encuesta reveló que el 7% de los padres asegura que su hijo siempre les escucha.

«Que los niños escuchen siempre a sus padres no es necesariamente un fenómeno positivo. Conviene recordar que la creciente necesidad de independencia -que viene con la edad- da lugar a actos de rebeldía. Estar en desacuerdo con un padre, aunque a veces sea irracional, es un elemento natural del descubrimiento de su propia individualidad. A veces, estos niños ‘demasiado educados’ son en realidad aquellos cuyos intentos de rebelión fueron reprimidos antes con demasiada dureza», explica Dorota Czarnecka, una psicóloga infantil que colabora con la plataforma de aprendizaje de inglés Novakid.

Las razones de la falta de obediencia de los niños pueden ser muy diferentes. Para casi la mitad de los encuestados españoles, italianos y alemanes la principal causa es el interés por otra cosa seguido de la «rebeldía temporal». Factores como el cansancio o los problemas de concentración aparecen citados con menos frecuencia.

¿Cómo reaccionan los europeos ante el comportamiento indeseable de sus hijos?
Más del 79% de los padres encuestados por Novakid en España señalaron que utilizan técnicas de disciplina positiva, como, por ejemplo, la conversación, ante una situación en la que su hijo no hace caso. El 8% espera a que mejore el comportamiento, mientras que el  6% recurre a los castigos como forma de resolver la situación.

Cabe destacar que, entre los países encuestados de Europa, son los padres de España los que más declaran, sólo por detrás de Polonia (86%), utilizar métodos de disciplina positiva, como el refuerzo positivo, el establecimiento de límites claros y la reorientación del comportamiento. Francia (69%) e Italia (74%) recurren con menos frecuencia a este tipo de soluciones y más a los castigos (28% entre los padres franceses y 21% entre los italianos), como quitar el juguete favorito del niño.

«Aunque pueda parecer que la forma en que los padres abordan los comportamientos indeseables de sus hijos no tiene ninguna relación significativa con su desarrollo general, no es cierto. Según una investigación [2], existe una correlación entre cómo lee una madre las intenciones y el comportamiento de su hijo, cómo reacciona e incluso las habilidades lingüísticas del niño. Sorprendentemente, una crianza «dura» puede dar lugar a más problemas, como comportamientos antisociales, impulsividad o agresividad, así como a peores resultados lingüísticos. Al mismo tiempo, cuando los niños tienen estos problemas, los padres tienden a ser más estrictos, creando un círculo vicioso. Precisamente por eso, en Novakid nos esforzamos por apoyar a los padres en diversos aspectos de la crianza, no sólo en los relacionados con el aprendizaje de lenguas extranjeras», explica Max Azarov, CEO de Novakid.

¿Los hijos aprenden más con premios o con castigos? 
Aunque en la actualidad los padres se declaran cada vez más contrarios al castigo, el tema de las recompensas sigue siendo polémico. Algunos sostienen que merece la pena reforzar de este modo los comportamientos deseados, mientras que otros creen que el objetivo de un padre es inculcar determinados valores al niño para que se guíe por ellos independientemente de cualquier forma de gratificación.

Como decía Alfie Kohn, los premios y los castigos son dos caras de la misma moneda. Sin duda, los premios pueden parecer una forma natural de mostrar amor por parte de los padres, pero no deben utilizarse para manipular a los niños u obligarlos a comportarse de una determinada manera. Un niño que ansía amor y aceptación se esforzará por recibir elogios u otras formas de recompensa, lo que las hace eficaces. Sin embargo, el objetivo de la crianza es transmitir valores al niño para que elija actitudes deseadas por sí mismo, no porque haya memorizado pautas de comportamiento», dice la psicóloga Dorota Czarnecka

«Esto no significa, sin embargo, que no podamos elogiar a un niño cuando apreciamos su comportamiento. Las investigaciones sugieren, sin embargo, que los mejores resultados se obtienen elogiando la actitud, no al niño personalmente. Así que es mejor decir: ‘Veo que te has esforzado mucho’ en lugar de ‘Qué listo eres». Los niños a los que se elogia por su esfuerzo en los primeros años de vida tienen más probabilidades de creer que pueden afrontar incluso retos difíciles en la escuela», añade la experta de Novakid.

Según el estudio de Novakid, casi el 73% de los padres en España utilizan recompensas en situaciones concretas para motivar a los hijos a tener una buena actitud, siendo los que más las utilizan, seguidos de Polonia con un 65% de los padres a favor del uso de las recompensas e Italia con un 64%. 

Los resultados del estudio de Novakid confirman el cambio de actitud de los padres hacia los castigos y las recompensas; en la sociedad española, cada vez se aceptan menos los castigos, especialmente los físicos, y se apuesta, cada vez más, por el diálogo y por las relaciones padres-hijos basadas en el respeto y el apoyo.

Sobre Novakid
Fundada en California (EEUU) en 2017, Novakid es una compañía de aprendizaje basada en juegos, conocida por su plataforma pionera de enseñanza de inglés para niños de 4 a 12 años. Más de 2000 profesores cualificados y con experiencia imparten clases de inglés mediante esta plataforma online interactiva. Se han impartido más de 12 millones de clases a más de 500 000 alumnos.

Como plataforma de referencia para el aprendizaje basado en juegos, Novakid representa a la nueva generación de enseñanza online para niños. Los métodos educativos desfasados están imponiendo, sin darse cuenta, una presión y un estrés innecesarios en niños y padres. Novakid existe para oponerse a la idea de que aprender es aburrido.

La metodología incluye clases individuales y formatos de autoaprendizaje para diversas necesidades educativas. Los niños aprenden inglés mediante juegos inmersivos y divertidos con los profesores o practicando por sí mismos. El método online permite a los niños aprender a su ritmo y en su propio entorno, además de democratizar una educación de calidad. 

El plan de estudios cumple con el Marco Común Europeo de Referencia (MCER) e incluye los métodos más modernos tales como el enfoque comunicativo, el Aprendizaje Integrado de Contenidos y Lenguas (CLIL) y los juegos, todo ello combinado con la IA, el reconocimiento de voz y las visualizaciones 3D. Al unir el edutainment (entretenimiento educativo) y las nuevas tecnologías, Novakid fomenta el gusto por el aprendizaje en los niños y les proporciona las habilidades necesarias para el mundo del mañana. 

En Novakid creen en la capacidad transformadora de la educación para mejorar las vidas y las comunidades, y en que esto une a la gente más allá de las fronteras. La educación tiene el poder de superar todas las barreras y permite a cada niño liberar todo su potencial.

Fuente Comunicae

Valora este artículo. Gracias! 🙂

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
You don't have permission to register