Fb. In. Tw. Be.

Clínica Ponce de León explica cómo aliviar las molestias en los dientes tras la colocación del aparato o la revisión con el ortodoncista

Visto 365 veces
/COMUNICAE/

Cada vez hay más personas que deciden alinear sus dientes y corregir esas anomalías que impiden un buen funcionamiento de la boca o bien que afectan a la estética de la sonrisa. No obstante, una de las dificultades más comunes que encuentran los pacientes a la hora de utilizar este tratamiento son las molestias o dolores causados por la ortodoncia. Una clínica de ortodoncia explica de qué manera se pueden aliviar estas molestias

Durante el tratamiento de ortodoncia se van realizando movimientos en los dientes y por supuesto, es completamente normal que esos cambios provoquen ciertas molestias y en ocasiones, algo de dolor. Sin embargo, estos movimientos dentales son necesarios para experimentar los cambios deseados y para conseguir el resultado esperado por el paciente. Clínica Ponce de León, una clínica especialista en ortodoncia invisible y brackets en Alicante, explica el porqué de estas molestias y dolores y de qué manera pueden aliviarse durante el proceso del tratamiento de ortodoncia.

«Los dolores durante el tratamiento de ortodoncia son totalmente normales, pues cuando se colocan los brackets, los dientes comienzan a realizar algunos movimientos. Lo mismo ocurre cuando el paciente acude a revisiones durante el proceso del tratamiento. Esto se debe a que el paciente pasa por un periodo de adaptación a esos ajustes y los dientes están moviéndose para conseguir los resultados deseados. A medida que van pasando los días, el paciente comienza a adaptarse a los cambios que se han aplicado al tratamiento de ortodoncia, por lo tanto, estas molestias son pasajeras y es completamente normal sentirlas», explica Clínica Ponce de León.

Normalmente, las molestias que sienten los pacientes son, por lo tanto, causadas por la presión que se ejerce en los dientes y aparecen tras colocar los brackets o reajustarlos, pero también pueden aparecer otras molestias como las llagas o las aftas bucales a causa del roce de los brackets con los labios o con las mejillas. Esta incomodidad es pasajera, pero si se convierte en dolor, lo más aconsejable es tomar algún analgésico (siempre bajo la prescripción médica). Otro consejo que da Clínica Ponce de León es tomar sobre todo alimentos blandos que no requieran demasiada masticación.

En cuanto a los problemas de aftas o llagas, que pueden ser muy dolorosas, Clínica Ponce de León sugiere utilizar cera de ortodoncia para colocar en aquellas partes de la ortodoncia que pueda estar causando las rozaduras. De esta manera habrá una barrera entre el bracket y los tejidos blandos. El gel con ácido hialurónico, según Clínica Ponce, también pueden ayudar a cicatrizar de forma más rápida las llagas y puede ser un buen remedio para acabar más rápido con esta molestia.

Fuente Comunicae

Valora este artículo. Gracias! 🙂

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
You don't have permission to register